lunes, 21 de abril de 2014

TORRE DE BOCADITOS DE NATA - #cocinadecine para April's Kitch

















Si hay una constante en mi trayectoria on line es que no siempre llego a tiempo a todos los compromisos y retos que me propongo. Además, como si siguiera al pie de la letra la famosa Ley de Murphy, eso suele pasarme con la gente que más me importa. 

Esta vez le ha tocado el turno a mi amiga Mon, responsable de April's Kitch. El pasado febrero me contó todo lo que estaba organizando para la celebración del Tercer Aniversario de su blog. En esa misma conversación recordé esta película tan especial, LA GRAN FAMILIA (1962) y la escena de la Primera Comunión.

No cumplo con el plazo de presentación. Algo imperdonable por mi parte porque he tenido tiempo de sobra. La culpa la tiene esa costumbre tan arraigada en mi de estudiar el día antes del examen y dejarlo todo para última hora. Estoy fuera de concurso. Lo sé, pero no por ello voy a dejar de participar con una FELICITACIÓN personal para mi querida Mon. 

La película elegida es un clásico del cine español de principios de los sesenta. Dirigida por Fernando Palacios, la trama gira en torno a un aparejador (Alberto Closas) que hace verdaderos equilibrios para mantener a su mujer (Amparo Soler Leal), sus 15 hijos y al abuelo. Aquí podéis ver un trailler que os dará una idea del tono general de la cinta. 

      

A pesar de haber nacido en una familia numerosa, esta película siempre me recuerda a Lourdes, una de mis mejores amigas del colegio. Tenía 11 hermanos y, al igual que nos pasaba a nosotros, nunca se cuestionaba si había uno más para la comida o la cena. Me encantaba estar en su casa y ver la despensa. ¡Parecía una tienda! Los litros de leche y las cajas de cola-cao se multiplicaban por las estanterías. Y lo mejor era ver las bandejas de croquetas preparadas para la cena. ¡Increíble!


Volviendo a la película, hay dos personajes clave en la misma: José Luis López Vázquez, el padrino pastelero del que todos esperan algún que otro dulce en cuanto entra por la puerta, y el maravilloso Pepe Isbert, como el abuelo al que sus nietos le roban los tebeos que colecciona ("Quien es el bandolero que me hurta mis tebeos para forrar los libros").

Tampoco hay que olvidar la escena de Chencho, cuando se pierde entre los puestos de Navidad de la Plaza Mayor un 24 de diciembre (algo que ya forma parte de la historia de la propia plaza).

Yo en cambio he decidido hacerle un guiño a otro de los personajes: Críspulo (interpretado por un joven Pedro Mari Sánchez), que ocupa la 9ª posición de los hermanos y es conocido como “El Petardista”. Su nombre ya lo dice todo. El horror de cualquier familia, especialista en bloquear el ascensor y soltar alguna que otra bengala ruidosa por el patio interior de su edificio.


Críspulo y su hermana hacen la Primera Comunión y la comida se celebra en la pastelería del padrino.


Al más travieso de toda la tropa, vestido de gran almirante con galones y cordón cruzado, le dejan  meterse en la cocina para decorar  la tarta. ¡La escena no tiene precio!



  • ¡Venga, el cucurucho de nata! ¡Bien lleno! -vociferaba Críspulo todo excitado ante el primer piso de su tarta. Y al poner la manga pastelera de frente para ver qué pasaba, apretó y se llenó la cara de nata. 
  • Si es que no sigues las reglas de la artesania -le dijo el pastelero todo apurado. ¡No aprietes tanto!
  • Es que sale muy poca
  • Es que si aprietas tanto .... 

Y en ese momento, otro chorretón vuelve a decorar su cara y el almirante queda convertido en un simple marinero raso.

Mientras tanto, el abuelo, va cogiendo de la cazuela unas bolitas redondas. Parece como si confitara guindas o cerezas. Lo malo es que una va a la tarta y otra a la boca.


¡Como entiendo a Críspulo! Yo tampoco soy nada experta con la manga pastelera pero reconozco que me pierde todo lo que lleva nata. He tenido alguna que otra experiencia un tanto desastrosa, como esta Tarta doble de Fresones con Nata  (la historia de un equilibrio inestable). 

No hace falta que explique muy en detalle que siempre busco una salida airosa, rápida, sencilla y rica en todas mis incursiones culinarias. Por eso quiero ofrecerle a Críspulo mi último descubrimiento para conseguir un postre de "altura" en pocos minutos. Aquí tenéis mi TORRE DE BOCADITOS DE NATA. 

Truco 1
Comprar los bocaditos ya hechos. ¡Qué haría yo sin Makro!

Truco 2
Montar la nata con un poco Agar Agar para darle más consistencia y evitar que se caiga. He añadido una cucharadita de café a los 500 ml. de nata. También he utilizado azúcar glass para darle el punto dulce deseado. 


Truco 3
Esta vez he ido derecha a por el tema del equilibrio. He preparado una base de poliestireno que he ido cortando y pegando hasta conseguir la forma piramidal que buscaba.

Truco 4
Para hacer el agujero de los bocaditos por la base utilicé una carcasa de bolígrafo Bic de los de toda la vida. Tiene el diámetro perfecto para luego poder encajar la manga pastelera con la nata.

Truco 5
Todos los bocaditos están sujetos con un palillo finito que se clava en la base de poliestireno.

Y para terminar, azúcar glass espolvoreado por encima. 

Tengo que confesar una cosa. ¡Me estoy viniendo arriba! Os juro que cuando estaba pensando en la pirámide tuve un momento "croquembouche". Ya me veía hundiendo las bolitas en caramelo y consiguiendo un cono perfecto. ¡Menos mal que al final tuve algo de sensatez! No tengo que esforzarme mucho para visualizar dónde habrían acabado mis profiteroles. 

Y ésto es todo. Espero que os haya gustado mi versión super "rápida y resolutiva" de los bocaditos de nata, o cómo impresionar a tus invitados en una celebración especial.

Mon, eres una de las buenas experiencias que me ha brindado este blog. Me encanta compartir mi loco mundo contigo. Feliz 3er Aniversario. 

jueves, 10 de abril de 2014

POPURRI DE FUA - El lugar perfecto para encontrar todos los "props" para tus fotos culinarias (Madrid)


Hace exactamente un año y tres meses, a media mañana de un día de Reyes y con las prisas de las últimas compras, me topé con un escaparate que a voz en grito decía "NO SE TE OCURRA PASAR DE LARGO". Pegué mi nariz al cristal y descubrí un mundo muy particular de objetos únicos.


En pleno centro de Madrid, en la Travesía de Belén nº 2, se encuentra POPURRI DE FUÁ. Su nombre ya adelanta el contenido de esta encantadora tienda: un poco de todo. Postales de época, relojes-despertadores, porcelanas, muebles vintage y un sinfín de artículos de menaje. El sitio ideal para comprar PROPS y objetos para ambientar nuestras fotos de recetas.


Ese día, no tuve más remedio que salir de allí con un improvisado “auto” regalo de Reyes: unas cucharillas, un escurridor, una espumadera, un molde antiguo con tapa y, por supuesto, dos botes de pintura.

Y eso es lo que hace especial a esta tienda. Son distribuidores de la pintura a la tiza de Annie Sloan (chalk paint) y tienen a la venta una amplia gama de tonos. Podrás reciclar esos muebles que tanto aborreces y que todos tenemos escondidos a la espera de un día de recogida de trastos. Aquí todo puede tener una nueva oportunidad y te asesoran sobre los colores y terminaciones más adecuadas para el trabajo que quieras realizar.


Justo enfrente de la tienda, Paola Caprile, verdadera artífice de esta iniciativa junto a su hermano, el fotógrafo Pasquale Caprile, ha montado una escuela taller donde se imparten los cursos de chalk paint.


ANÉCDOTA PERSONAL
El mundo metido en un pañuelo. Hablando con Paola, resulta que yo había coincidido en algún trabajo con su hermano cuando hace muchísimos años trabajaba en una revista de decoración y solía ayudar con el estilismo en las sesiones fotográficas. ¡Casualidades de la vida! ¡Quién me iba a decir que, después de tantos años y de haber vivido tan de cerca el mundo fotográfico, iba a terminar enganchada a un objetivo!

Foto original del blog de Popurri de fua

martes, 8 de abril de 2014

TRENZA DE PAN DE NATA, MIEL Y SÉSAMO CARAMELIZADO

Con mi receta del Pan de salvia y ajo, publicada hace unas semanas, ya os hablé de una persona que había influido en mi afición por la cocina: ella es Ursina, una amiga suiza afincada en España. 

Algunos sábados venía a comer a casa de mis padres y nos traía pan casero. A mí me parecía un regalazo y un día le pedimos que nos enseñara cómo hacerlo. Así comenzó la relación que mantengo con la lavadura fresca (que no con la masa madre, ¡mi eterna asignatura pendiente!). 


De todos los panes que desde entonces he podido hacer, éste siempre ha estado entre los que más gustaban. TRENZA DE PAN DE NATA, MIEL Y SÉSAMO CARAMELIZADO. De hecho, yo también tuve una época en que llevaba un pan en una bolsita de tela cuando nos invitaban a cenar a casa de algún amigo. A la típica botella de un buen vino le añadíamos unas flores o un pan hecho en casa, y no os imagináis cómo lo agradecían nuestros anfitriones. 

En esta ocasión, veréis que el ingrediente líquido es nata y los distintos matices de sabor que se pueden conseguir están en estrecha relación con la miel que utilicemos en cada caso. Hay veces que le añado pipas de girasol, semillas de amapola, sésamo tostado (pero no caramelizado), frutos secos. En fin, admite muchas cosas. Y sobre todo, no penséis que es un pan dulce. Vamos con la receta. 


INGREDIENTES:
  • Harina de trigo
  • 10 gr. de levadura fresca
  • 180 cc. de nata líquida 35% grasa
  • Un poquito de agua templada
  • 1 cucharadita y media de miel (aquí está el punto)
  • 1 cucharadita de sal
  • Un poquito de sésamo caramelizado




ELABORACIÓN
Disolver la levadura fresca en un poquito de agua templada. Añadir la nata, la sal y la miel. He utilizado una miel que elaboran en el Palacio de Prelo, en el valle de Navia (Aturias). Me la trajeron unos amigos de un viaje y tiene un sabor estupendo. 

Comenzar a echar la harina con un tamizador y mezclar. Hacerlo poco a poco para que la masa sea manejable. Mezclar bien y seguir echando harina. 

Habréis observado que no he puesto ninguna cantidad fija de harina. Ursina me enseñó de esta manera. Llega un momento en que la masa no se puede manejar en el bol, y la pasamos a una superficie enharinada. El punto está cuando ya no se te pega nada a las manos. 

Dejar reposar una hora en un recipiente tapado con un trapo. Volver a enharinar la superficie y darle un último amasado añadiendo las semillas de sésamo caramelizado. Ésto le da una sabor buenísimo. 

Para hacer esta trenza de tres "cabos", hay que separar la masa en tres bolas de igual tamaño y extenderlas con las manos hasta conseguir un rulo. Unirlas por un extremo y proceder igual que al hacer una trenza del pelo. Terminar apretando las puntas finales y meter al horno precalentado a 180º.  En cuanto al tiempo, yo lo hago un poco a ojo. Es un pan de miga blanda, y la corteza es muy peculiar. Se parece un poco a los "bollos" (que no se asusten los expertos panarras, que seguramente este pan tendrá un nombre típico).


VARIANTES
  • Como ya os he comentado antes, este tipo de pan admite cualquier ingrediente seco: pipas, sésamo, semillas de amapola, nueces, avellanas, etc. 
  • Cuando lo hago con sésamo, utilizo el natural y lo tuesto en una sartén sin aceite y sin parar de mover hasta que comience a saltar. Me encanta el olor que desprende. 
  • Para hacer mayor cantidad, añadir también un huevo entero a la mezcla para conseguir secar un poco más la masa. 



Y ésto es todo. Espero que os guste. 


¡Por cierto! Esta es la masa que utilizo cuando invito a niños pequeños a casa para aprender a hacer pan jugando. El modelo que mas repiten son las caritas, aunque también utilizamos cortadores. 


Solo se necesita un cambio de chip y pensar que lo que tienes en las manos es plastilina. ¡Muy divertido! Os lo recomiendo. 

lunes, 31 de marzo de 2014

JAMÓN AL HORNO CON VINO TINTO Y PIÑA


Llevo años oyendo a mi amiga Elvira hablar de su estupendo jamón dulce y, como tengo que ser muy sincera, confieso que lo he podido comprobar personalmente en su casa. ¡Un recetón!

Cuando Carmen, en su blog Recetas de Tía Alia, nos propuso las dos opciones del Reto de Marzo, enseguida pensé en Elvira y en su receta del jamón para la propuesta salada. Reconozco que he tenido que insisitir un poco para que pudiera fotocopiar el famoso libro de su madre. ¡Las cosas buenas se hacen esperar!

El problema ha sido enfrentarme a las dos fotocopias que me ha pasado con medidas en libras y en onzas. ¡Un horror!. Aún así, después de pasarme 15' pegada a una calculadora haciendo reglas de tres, creo que lo he sacado adelante.

INGREDIENTES:
1.800 gr. de jamón de York
70 gr. de azúcar moreno
70 gr. de vino tinto (en mi caso Rioja)
100 gr. de jugo de piña en almíbar
4 ruedas de piña en almíbar
30 gr. de azúcar para la cobertura
clavos
cerezas marrasquinas


ELABORACIÓN:
Para empezar, tuve que enfrentarme a mi charcutero habitual. Un auténtico problema porque, en el momento de pedir el jamón iba acompañada de mi hija quien, en una edad adolescente, se muere de vergüenza con todas las situaciones en las que se ve involucrada por culpa de mi blog. En este caso, como no quería comprar un jamón entero, pedí que me partieran un buen trozo para poder asarlo en una sola pieza. 

La primera pega comenzó porque el jamón estaba cortado en diagonal y yo quería un corte recto.  "Por favor, ¿podría cortar la mitad de la pieza de forma recta?" El charcutero me mira. Mi hija me mira, suspira, comienza a ponerse roja. ¡Por favor mama, déjalo ya! Me temo que vuelvo al recurso habitual de la foto para el blog. Al final salimos con una pieza 1,800 gr. de jamón cocido y la receta JAMÓN DULCE resulta un éxito absoluto. 


Coger la pieza de jamón y quitarle la geltina que lo recubre. Colocar la pieza en la fuente en la que se vaya a hornear. Con un cuchillo largo, fino y afilado, hacer cortes en diagonal en la parte superior de la pieza. Realizarlos en la otra dirección hasta que formen una cuadrícula. Colocar un clavo dentro de cada una de las intersecciones de los cortes anteriores.

Mezclar los 70 gr. azúcar moreno, con el vino tinto y el jugo de piña. Regar la pieza de jamón. Cubrir la superficie con los 30 gr. de azúcar moreno reservados e introducir en el horno, previamente calentado a 175 ºC. Dejar hornear 40 - 45 min, mojándo la superficie de vez en cuando con el líquido de la fuente.


Pasado ese tiempo, sacar la bandeja del horno y colocar sobre la superficie de la pieza las rodajas de piña reservadas. Poner una cereza marrasquina en el centro de cada rodaja de piña, espolvorear todo otra vez con azúcar morerna y volver a introducir en el horno a unos 230 ºC durante 10 minutos.

Sacar la bandeja del horno y separar la pieza de jamón utilizando dos tenedores a cada extremo. Reservar en otra fuente para que enfríe y colar la salsa resultante. Llevar a ebullición en una cazuela para que el almíbar espesa la salsa.

Tanto el jamón como la salsa debe tomarse en frío.


Y ésto es todo. He tenido la aprobación de mi hija (que es mejor que cualquier certificado de calidad). ¡Espero que os guste!

miércoles, 19 de marzo de 2014

RISOTTO DE ALCACHOFAS, TOCINO Y BACON












¡Qué ganas tenía de hacer este plato! Digamos que mi fuerte no son los arroces tradicionales (le tengo demasiado respeto a los tiempos de cocción y a la modificación de ingredientes). En cambio, con el risotto, me pasa todo lo contrario. Me parece una forma de cocción tan fácil que muchas veces tengo que frenar mi continua búsqueda de sabores nuevos para poder repetir recetas que ya han tenido la aprobación de todos. 

Desde que hice las Alcachofas rellenas con manzana y foie no había vuelto a utilizar esta verdura en mis recetas, así que esta ha sido una oportunidad perfecta.

En esta ocasión he abandonado un poco el estilo un tanto anárquico que me acompaña y he pesado todas las cantidades utilizadas. ¡Este blog me está cambiando la forma de cocinar. No sé si para bien o para mal! Tendríais que verme con un peso y un papelito, apuntando de 60 en 60 ml. lo que iba añadiendo de líquido. Aquí tenéis el resultado: al "mililitro". RISOTTO DE ALCACHOFAS, TOCINO Y BACON.



INGREDIENTES:

  • 4 alcachofas
  • 350 gr. de arroz Carnaroli
  • 440 ml. de crema de alcachofa (Anko)
  • 120 ml. de vino blanco (Verdejo)
  • 320 ml. de caldo de verduras
  • 2 cebollas medianas
  • 20 gr. de tocino
  • 45 gr. de bacon
  • 2 cucharadas de queso grana padano
  • 1 ajo
  • Aceite de oliva

He utilizado arroz carnaroli que, junto con el arborio, es de los más adecuados para hacer un risotto. Aguanta una cocción lenta y absorbe estupendamente todos los sabores.

En cuanto a la alcachofa, me he decantado por una crema de dicha verdura tanto para el rehogado como formando parte de los ingredientes líquidos. De esta forma, he dejado la alcachofa natural como chips crujientes encima del arroz. La responsable de esta opción es una persona encantadora que me atiende siempre en la tienda donde suelo comprar. Estaba en la caja pagando cuando oí como comentaba con otra persona que tenían una crema de alcachofas buenísima. En mi cesta ya estaban las alcachofas naturales, pero rápidamente hice la modificación mental y salí también con una botellita de esta estupenda crema. Vamos con la elaboración:


En una sartén, rehogar con aceite un ajo picadito y las cebollas en trozos. Como suelo hacer siempre, toda esta mezcla la paso por el procesador de alimentos hasta conseguir un puré uniforme. Volver a poner la mezcla en la sartén y añadir el bacon y el tocino cortado en trocitos muy muy finitos. Mezclar y dejar que se haga unos minutos. Añadir el arroz y rehogarlo todo. Poner el vino blanco y seguir moviendo para que se evapore un poco el alcohol.

Comenzamos con el resto de ingredientes de la parte líquida del risotto que utilizaremos en caliente. Agregar la crema de alcachofas en dos tiempos (la densidad es como la de un puré muy ligero) y mover con una cuchara de madera para integrarla bien con el arroz. Añadir el caldo de verduras caliente a cacitos, removiendo entre medias. Esta es la parte en la que se manteca el risotto, cuando conseguimos la unión entre el almidón del arroz y la grasa utilizada durante la cocción del arroz. Ir echando más caldo según nos vaya pidiendo la mezcla. Eso también depende muchas veces del tipo y la calidad del arroz que utilicemos.

Probar y añadir sal si fuera necesario. Tener cuidado porque la crema suele llevar sal y estamos utilizando bacon.

Hay quien le pone un poquito de mantequilla y luego termina con el queso. En mi caso, el aporte de grasa se lo he dado con los trocitos de tocino. Y en lugar del parmigiano reggiano le he añadido grana padano, que también es otro de los quesos característicos para este tipo de plato y, para mi gusto, le da un sabor mucho más suave. El queso se pone justo al final, cuando el arroz ya esté en su punto, para acabar de mantecarlo. 



CHIPS DE ALCACHOFA
4 alcachofas grandes
Aceite de oliva
1 limón
Sal 

Pelar las alcachofas y de dejar solamente los corazones. Frotar con un limón abierto para evitar su oxidación. Quitar la pelusilla del centro y cortar en tiras finitas con un cuchillo. Freír en abundante aceite caliente hasta que estén crujientes. Dejar escurrir en papel de cocina para absorber el exceso de grasa, poner un poquito de sal y reservar. 


MONTAJE:
Poner el risotto con los chips de alcachofa  y un poquito de perejil picado por encima. 


Espero que os guste. En casa ha sido un éxito rotundo y, al utilizar la crema preparada, se hace mucho más rápido. Encontrarte los trocitos pequeños de tocino con el contraste del arroz me ha parecido buenísimo. 



Trucos para un risotto
Os resumo los consejos de mi amiga Enrica, excelente cocinera veneciana, para conseguir un buen risotto.
  • No lavar nunca el arroz (le quitaríamos el almidón)
  • Utilizar una cuchara de madera
  • Añadir siempre el caldo o crema en caliente
  • Cuidar mucho el mantecado


Información adicional
En una de mis páginas favoritas donde suelo consultar habitualmente, Gastronomía & Cía, podéis ver este artículo sobre el Arroz Carnaroli

Con esta receta participo en el reto mensual organizado por Memories d'una Cuinera, que este mes está dedicado al ARROZ

lunes, 10 de marzo de 2014

LOS RETOS DE LOS BLOGS DE COCINA - MARZO 2014


Una rápida nota para recordaros todos los retos vigentes en la blogosfera gastronómica durante este mes de marzo. ¡Vamos allá!


COCINEROS DEL MUNDO
Cocineros del mundo celebra el aniversario de su reto. Es el primer Cumple Reto de la Comunidad. El tema: Recetas que Anuncian la Primavera. Podéis aportar vuestras propuestas hasta el próximo 5 de Abril. El premio de este mes es un Taller de fotografía on-line con Luisa Morón. ¡Más que recomendable!


TROTAMUNDOS
En esta ocasión, Food Bloggers Trotamundos nos llevan a Estados Unidos. Este mes la propuesta nos la trae Beatriz, del blog Tengo Un Plan, con dos platos muy diferentes: un estupendo Mac&cheese y un American cherry pie. Consultar las bases en la página. El plazo es hasta el 9 de abril. 


MEMORIES D'UNA CUINERA
Imagino que ya os habréis dado cuenta de que es uno de mis retos favoritos, pero este mes me lo ha puesto muy difícil. Memories d'una Cuinera nos trae un tema complicado: el Arroz. Tengo que confesar que es una de las cosas que peor me salen, así que no sé si voy a ser capaz de cumplir con las expectativas. No obstante, lo intentaré. Las recetas se tienen que publicar antes del 28 de marzo. 


RECETAS DE TÍA ALIA
Carmen está metida de lleno en época de exámenes y, por este mes, el reto de Recetas de Tía Alia se traslada temporalmente al blog La Cajita de Nieves Elena con dos propuestas diferentes: una dulce, unos Infantes, y otra salada, Jamón en Dulce. El día de publicación será el 31 de marzo. 


COMER ESPECIAL
Rosa, del blog Comer Especial, nos trae el Reto del mes de Marzo. En esta ocasión hay que preparar una RECETA SALADA. Las bases completas las encontráis en el blog, y se publica en la Comunidad de Google+.  El último día que podéis publicar vuestra propuesta es el 31 de marzo, a las 12 de la noche.


BAKE THE WORLD
Este mes es una fecha especial para Virginia y Clara, artífices de Bake the World. Cumplen un año y medio de propuestas mensuales y lo celebran con un sorteo especial entre todos los que participéis en el reto de marzo. El regalo no puede ser mejor:  el libro El Pan Casero del reconocidísimo Iban Yarza. 

La receta con la que se puede participar tiene muy buena pinta: un os SEMLOR (bollitos rellenos de mazapán y nata muy típicos de Suecia). 

Tenéis todos los enlaces con las instrucciones para hacerlos en la propia página. 

Fecha de publicación, el miércoles 26 de marzo a las 10.00 am. Y el sorteo se hará el día 29. 








Y todavía estáis a tiempo de participar en dos concursos estupendos: el que organiza April's Kitch para celebrar su 3er aniversario: #Cocinadecinecon un plazo hasta el 14 de abril. Y el segundo, el blog Las Salsas de la Vidy su concurso Salsas con Yogurcuyo plazo termina el 12 de marzo.


LAS RECETAS FÁCILES DE MARÍA
Y para terminar, otro blog que también celebra su primer aniversario con un concurso. Se trata de María Eugenia y su blog Las Recetas Fáciles de María. Nos pide una receta que lleve CHORIZO. Tenéis de plazo hasta el 18 de marzo. ¡Animo!



jueves, 6 de marzo de 2014

GRATIN DAUPHINOIS - GRATINADO DE PATATAS


Reconozco que la cocina que más me gusta es la italiana y la francesa. En esta ocasión os traigo un plato típico, sencillo y barato de la gastronomía gala. 

Hace ya bastante tiempo, cuando publiqué el post del Solomillo de cerdo con salsa de colmenillas, os hablaba de Chef Marcel y de su magnífico restaurante que estaba en Madrid, justo en la siguiente puerta del estudio de pintura decorativa que tuve en la calle Amnistía. Ahora los dos hemos abandonado la calle, y nuestros locales los ocupan otros negocios. 

Recuerdo un domingo que fuimos a su casa a tomar algo a última hora de la tarde y rápidamente nos hizo este GRATIN DAUPHINOIS o GRATINADO DE PATATAS. ¡Espectacular! Lo preparó en nada de tiempo y, desde entonces, no he parado de hacerlo en casa cuando tengo una cena con más de 4 personas. Es muy cómodo porque lo puedes dejar preparado y hornear a última hora. 

Aunque sé que hay muchas versiones con pequeños cambios de este plato francés, aquí os traigo la receta que compartíamos siempre con Marcel. 




INGREDIENTES:
800 gr. de patatas
Foto publicada por Gastronomía & Cía
350 cc de leche entera
60 gr. de crème fraîche
40 gr. Mantequilla
Laurel fresco
Tomillo fresco
Perejil fresco
Pimienta negra recién molida
Nuez moscada recién rallada
Sal
Ajo

Preparar un bouquet garni (ramillete) con las hierbas elegidas. Yo lo he hecho con tomillo fresco, laurel y perejil, todo cubierto con una gasa de las que se suelen tener en el botiquín de casa, y atado con cuerda de bridar. De esta forma, al cocinar, las hierbas soltarán su sabor y no tendréis que colarlas.

Mezclar la leche entera con la crème fraîche y poner al fuego junto con el ramillete de hierbas que hayamos preparado. En cuanto rompa a hervir, retirar del fuego, quitar el saquito de hierbas, añadir la mitad de la mantequilla y mezclar bien. No confundir la crème fraîche con la crema agria. La primera se puede hervir, y la segunda no. (Más abajo os pongo unos links estupendos con más información sobre el tema)

Pelar las patatas y cortar en rodajas finitas. Partir un ajo a la mitad, y quitar la semilla verde que tiene por dentro. Frotar el ajo por el fondo y paredes de la fuente de horno dónde vayamos a presentar el gratinado. Coger un poquito de la mitad de la mantequilla restante y pasarla también por las paredes.

Colocar una primera capa de patatas, sal, pimienta negra recién molida y un poco de nuez moscada rallada. Poner un cazito de la mezcla de leche y crema fresca aromatizada que teníamos preparada. Hacer un total de 3 ó 4 capas, repitiendo todos los pasos del principio y terminando con la mezcla líquida hasta que cubra las patatas. Distribuir la mantequilla reservada en pequeños trocitos por encima de la preparación e introducir al horno precalentado a 150ºC.

Lo he dejado unos 35 – 40 minutos, y he preferido hacerlo con horno de ventilación y calor por debajo. El final, cuando las patatas ya estaban blanditas, puse también el calor por la parte superior.


Y esto es todo. Receta facilísima y estupenda como acompañamiento de cualquier plato de carne. 

Información complementaria
Os dejos unos enlaces a una página que me encanta, Gastronomía & Cía, donde se amplia la información sobre el Bouquet Garni y también podáis ver la diferencia entre la Crème Fraîche y la Crema Agria.

Espero que os haya gustado. 
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...